Reglament del Cos de Bombers de Lleida 1923

REGLAMENTO PARA EL CUERPO DE BOMBEROS DE LA CIUDAD DE LÉRIDA
REGLAS GENERALES

Articulo 1º. El Cuerpo de Bomberos depende exclusivamente del Excmo. Ayuntamiento y tos gastos que ocasione su sostenimiento y equipo serán cubiertos:
a) Por la consignación anual que por personal, vestuario y material consigne el Municipio oido el informe de la Junta de Inspección del Cuerpo.
b) Por los donativos de particulares y entidades, multas y otros medios que con aprobación del Municipio se acuerde por la dicha Junta Inspectora.

Art. 2º. El Cuerpo de Bomberos prestará et servicio de extinción de incendios y salvamentos y en casos excepcionales el Ayuntamiento podrá disponer del Cuerpo para cubrir aquellos servicios de protección ciudadana que por causa cualquiera quedasen desatendidos (inundaciones, iluminación, servicio de aguas, etc.,) en estos casos los individuos cobrarán el mismo jornal que en un incendio o salvamento.


ORGANIZACION DEL CUERPO

Art 3º. El Cuerpo de Bomberos será regido por una Junta denominada Inspección del Cuerpo, compuesta del M. I. Señor Alcalde y dos Concejales designados por el Excelentísimo Ayuntamiento y el Jefe del Cuerpo.
El Cuerpo de Bomberos funcionará bajo la inmediata dirección y mando del Jefe del Cuerpo.

Art. 4º. La Junta inspectora previo informe del Jefe del Cuerpo podrá proponer al Excmo. Ayuntamiento, el nombramiento de Jefes y Bomberos honorarios a favor de aquellas personas que se las considere a ello acreedoras, por los trabajos que hayan realizado en beneficio del Cuerpo, los que podrán usar el uniforme y asistir a lodos los actos de servicio con la categoría que ostenten, pero sin derecho a percibir ninguna clase de sueldo o gratificación.

Art. 5º. Para la administración de los fondos del apartado (b) habrá una junta compuesta de la Junta Inspectora, el Jefe del Cuerpo, el Subjefe, el Director y Subdirector y un individuo de la Cámara Urbana siempre que ésta contribuya al sostenimiento del Cuerpo con cantidad que exceda de mil quinientas pesetas.


DE LA INSPECCION

Art. 6º. Corresponderá a la Inspección, oyendo previamente al Jefe, proponer al Ayuntamiento, por codducto de la Comisión de Gobernación o de la Alcaldía, según proceda, a cuyo efecto se reunirá dos veces al mes y siempre que sea necesario:
a) El nombramiento y separación del personal del Cuerpo cualquiera que sea su categoría con arreglo a las prescripciones de este Reglamento.
b) Las suspensiones y demás correctivos que procedan por faltas en el servicio, asÍ como las recompensas a que el personal se haga acreedor.
c) Las adquisiciones, recomposiciones y modificaciones del material de extinción de incendios y agotamiento, siempre que su importe no exceda de la cantidad prevista en presupuesto.
d) Todo lo relativo a los locales necesarios para el funcionamiento del Cuerpo.
e) Las aplicaciones e interpretación del presente Reglamento, asi como las modificaciones que en el mismo se estime necesario introducir.
Ejercerá, además, la inspección efectiva en todos los servicios al Cuerpo encomendados.


JUNTA DE ADMINISTRACION

Art. 7º. Esta Junta administrará los fondos que tenga et Cuerpo provinentes del apartado b del art. 1º.
Formulará el presupuesto anual teniendo en cuenta las adquisiciones de material que acuerde la inspección y cuidará en general de todo lo relativo a cobros y pagos, o cuyo efecto deberá reunirse por lo menos una vez cada mes.
El presupuesto deberá estar formulado y entregado al Ayuntamiento para su aprobación definitiva cuatro meses antes de terminar el año económico a fin de que se pueda incluir en el presupuesto municipal.
Para la confección de este presupuesto se tendrán en cuenta las cantidades necesarias que deba votar el Ayuntamiento para nómina del personal; importe de las relaciones para extinción de incendios que puedan ocurrir, teniendo en cuenta los habidos en el último quinquenio, seguro por accidentes, premios y cantidades necesarias para equipo, reparación, conservación, sustitución y adquisición del material.
Las cantidades votadas por el Ayuntamiento y que formen parte del presupuesto ordinario se cobrarán dentro de los ocho días siguientes a su aprobación por S. E.


DEL PERSONAL

Art. 8º. El Cuerpo se compondrá de un Jefe, un Sub-jefe ayudante, un Director, un Subdirector, un Brigada, dos Capataces de primera, cuatro de segunda, un guarda-almacén avisador, un maquinista, dos Cornetas y treinta y dos individuos Bomberos.
Tendrá además un Médico, un profesor de Gimnasia y un encargado del botiquín.

Art. 9º. El Cuerpo se dividirá en dos secciones denominadas 1ª y 2ª sección, cada sección la compondrán un Capataz de primera, dos de segunda, un Corneta y dieciséis individuos. En servicio la 1ª sección será mandada por el Director y la 2ª por el Sub-director; el Brigada, el Maquinista y el Botiquín estarán a las inmediatas órdenes del Jefe.

Art. 10º. El personal usará uniforme adecuado al servicio que presta, con los distintivos que a cada clase o categoría corresponde.

Art. 11º. El Jefe del Cuerpo de Bomberos será el Arquitecto Municipal.

Art. 12º. El Sub-jefe deberá pertenecer a la clase de Àrquitectos, ingenieros, Maestros de Obras, Agrimensores, Aparejadores, Delineantes o dedicarse a trabajos similares, será nombrado por el Excelentísimo Ayuntamiento a propuesta de la Comisión de Gobernación y previo informe de la Inspección y del Jefe.

Art. 13º. El Director y el Sub-director deberán tener un titulo de cualquier Academia artística o científica, o ser prácticos albañiles reputados por sus obras. Serán nombrados en la misma forma que el Sub-jefe.

Art. 14º. El Brigada se nombrará en igual forma por el Excmo. Ayuntamiento siendo preferido siempre el Capataz de la Brigada Municipal si reúne las condiciones del art. 18 o es ya individuo del cuerpo.

Art. 15º. La elección de Capataces primeros se hará asimismo por el Ayuntamiento de entre los Capataces segundos a propuesta de la Comisión de Gobernación previo informe de la Inspección y del Jefe.

Art. 16º. La elección de los Capataces segundos se hará por el Jefe oyendo al Sub-iefe, Director y Sub-director

Art. 17º. La elección de Guarda-almacén se hará por el Ayuntamiento a propuesta de la Comisión de Gobernación y previo informe de la Inspección y del Jefe, de entre los bomberos mas antiguos.

Art. 18º. Los individuos que deseen ingresar en el Cuerpo de Bomberos deberán reunir las condiciones siguientes:
Gozar de buena salud y robustez.
Estar domiciliados en esta ciudad.
Contar mas de 20 años y menos de 35.
Acreditar buena conducta.
Saber leer y escribir.
Ejercer el oficio de albañil, carpintero, cerrajero, lampista, electricista o bien alguna otra profesión relacionada con la construcción; también podrán admitirse en cada sección dos guarnicioneros y dos maquinistas o chofers si reúnen las demás condiciones.
En igualdad de circunstancias, y reuniendo las condiciones fijadas, serán preferidos los individuos que pertenezcan a la Brigada Municipal.

Art. 19º. Los individuos que deseen ingresar en el Cuerpo presentarán una solicitud acompañada de los documentos necesarios para acreditar reunen las condiciones exigidas en el art. 18 expresando que enterados de las obligaciones que impone el presente Reglamento solicitan la plaza que se halla vacante y prometiendo cumplir fielmente. Esla solicitud se entregará al Jefe del Cuerpo quien dará cuenta de las mismas al Cuerpo en pleno y con las observaciones que en este acto hagan los individuos y jefes, y su informe se pasará a la inspección para que esta proceda a la admisión o denegue la petición. Caso de ser aceptado se extenderá por el M. I. Sr. Alcalde el nombramiento que se entregará al solicitante juntamente con un ejemplar del Reglamento, las insignias y el equipo.
Si al solicitarse alguna plaza no existiera vacante y el solicitante reuniera las debidas condiciones se le continuará en la lista de aspirantes que irán cubriendo por riguroso orden las vacantes que hubiese por ausencia y enfermedad, percibiendo los emolumentos que a estos correspondan durante el tiempo que actuaran, y cubrirán por orden riguroso las vacantes definitivas. Los aspirantes dejarán de serlo y serán baja definitiva al cumplir 35 años.


DEL EQUIPO

Art. 20º. El equipo de cada Bombero se compondrá de un casco, una gorra, una blusa chaqueta, un pantalón, un cinturón, una cuerda y un hacha; además se les entregará una chapa con el número correspondiente.
Cuando el Cuerpo cuente con medios deberán tener un traje de gala.

Art. 21. Se deja a la consideración de los jefes del Cuerpo, el traje o distintivo que hayan de usar para que se les reconozca como a tales.


DEL JEFE

Art. 22º. Al Jefe corresponderá la dirección y el mando del Cuerpo, al que representará en todos los actos oficiales.
Pondrá el conforme a los estados de revista que trimestralmente formule el Brigada pasando una copia a la Comisión de Gobernación para el abono de las consignaciones que figuran en presupuesto, igualmente que a las relaciones o facturas que se presenten de las reparaciones de los utensilios y artefactos existentes efectuadas por acuerdo de la Inspección o el Ayuntamiento y compras verificadas para que puedan ser satisfechos.

Además de los deberes inherentes al cargo redactará una memoria anual que se presentará juntamente con el presupuesto, para ser elevada al Ayuntamiento por conducto de la Inspección, con relación de los siniestros habidos durante el año estado del Cuerpo, servicios prestados, accidentes ocurridos y modo de prevenirlos, mejoras a introducir y juicio crítico de la organización y material existente.
Establecerá las penas y correctivos que estime oportunos para castigar las faltas que se cometan en el servicio. En caso de expulsión de algún individuo por su conducta irregular necesitará el visto bueno de la Inspección.
De acuerdo con la Inspección propondrá al Ayuntamiento las recompensas a que se hagan acreedores los individuos del Cuerpo, ya sea corriendo el escalafón, ya otorgando premios en metálico o por medio de notas en las respectivas hojas de servicio.
Propondrá a la Inspección y Administración las reparaciones o reformas que requiera el material y en su caso la necesidad de formular presupuestos extraordinarios para la adquisición de material nuevo o de las reformas que por su magnitud no puedan cubrirse con el ordinario.


DEL SUB-JEFE

Art. 23º. El Sub-jefe ayudante, suplirá en ausencias y enfermedades al Jefe.
Actuará de Secretario de las Juntas y del Cuerpo.
En los siniestros actuará de segundo, estando presente el Jefe, en todas las operaciones de mando del Cuerpo.


DEL DIRECTOR Y SUB-DIRECTOR

Art. 24. Cada uno tendrá el mando respectivo de las dos secciones en que se divide el Cuerpo; y en ausencias y enfermedades el último sustituirá al primero y por orden sustituirán al Sub-iefe.
El Director de común acuerdo con el Jefe dispondrá los días y horas semanalmente que deban tener lugar los ejercicios de las secciones para instrucción de los individuos, disponiendo que sean por secciones o en conjunto en uno y otro caso deberá asistir el Sub-direclor y tanto uno como otro podrán imponer los castigos a que se hagan acreedores los bomberos dando conocimiento al Jefe.
Una vez extinguido un incendio, reunirá en el mismo lugar del siniestro a los bomberos, tomando nota de los que hayan acudido para incluirlos en el parte que con el Vº Bº del Jefe pasará a la inspección.
En estos Partes se expresarán los individuos que hayan obtenido los premios de puntualidad y demás circunstancias que sea preciso hacer constar.


DEL BRIGADA

Art. 25º. El Brigada formará las listas trimestrales los estados de revista las relaciones para cobro de los siniestros los inventarios del material y de común acuerdo con el Jefe y el Director establecerá los turnos de los retenes que sean necesarios después de un incendio o sean pedidos por el propietario del inmueble siniestrado o que deban asistir a los espectáculos públicos.
Caso de ausencia o enfermedad sustituirá. al Sub-director.
En los siniestros estará a las inmediatas órdenes del Jefe que dirija la maniobra transmitiendo las órdenes que éste deba dar al personal subalterno.


DEL GUARDA-ALMACEN, AVISADOR

Art. 26º. Cuidará de limpiar y preparar las mangas y demás útiles que hayan servido.
Tendrá a su custodia todos los aparatos y utensilios propiedad del Cuerpo.
Tendrá obligación durante el día de estar constantemente en el almacén o cuartelillo avisando inmediatamente de encontrar alguna falla o alteración.
Durante la noche dejará las llaves del parque al Guardia municipal que esté de servicio en el cuartetillo.
Avisará por el medio más rápido que pueda los siniestros de que tenga noticia y en estos casos abrirá el almacén para que puedan salir con prontitud los bomberos con los artefactos y malerial necesario, quedando siempre en el almacén y pronto a cualquier aviso que reciba.
Avisará a los bomberos para las reuniones que se acuerden o precisen y para las revistas trimestrales.

Art.27º. Habrá un suplente Guarda-almacén avisador para ausencias y enfermedades.
Además del salario que perciba, si el siniestro es de noche se le asignará el jornal como a los bomberos, pero no tendrá derecho a los premios.


DE LOS BOMBEROS

Art.28º. La provisión de estas plazas se efectuará en la forma que indica el art. l9 y teniendo en cuenta las prescripciones del art. l8 de este Reglamento.

Art. 29. Todos los individuos del Cuerpo estarán enteramente subordinados a las órdenes que emanen de la autoridad local, que les serán comunicadas por el Jefe, Director o Sub-director y en los actos de servicio obedecerán sin replica ni contestación alguna las órdenes que de sus superiores reciban, ocupando los sitios que se les señalen y efectuando el trabajo que se les indique sin protestar y procurando cumplir lo mejor que puedan.
En los siniestros no podrán abandonar el punto que se les haya señalado sin permiso de los superiores bajo cuyas órdenes inmediatas trabajen, ni podrán retirarse del siniestro, ni aun para ir a comer a menos de mediar licencia del Jefe.

Art. 30º. Si algun individuo se insubordinare, faltase al respeto a sus superiores o cometiese alguna falta grave, será suspendido por el Jefe quien dará conocimiento a la Inspección para los efectos a que hubiere lugar.
La insubordinación o desobediencia en acto de servicio será castigada con la suspensión en el acto por el mismo jefe contra quien haya cometido la falta, debiendo reunirse la junta de jefes antes de las veinte y cuatro horas siguientes para examinar el caso y proponer la expulsión o el castigo a que hubiere lugar.

Art. 31º. Todas las órdenes referentes al servicio que se comuniquen al Cuerpo, deberán ser obedecidas con la mayor exactitud lo mismo que si se hallasen comprendidas en este
Reglamento.

Art. 32º. Deberán asistir con puntualidad a los ejercicios doctrinales que disponga el Director. Asimismo deberán asistir a las revistas o simulacros que, para la completa instrucción del Cuerpo, crea el Jefe conveniente celebrar.

Art. 33º. Los bomberos acudirán vestidos con el uniforme del Cuerpo a los ejercicios prácticos, revistas o incendios que ocurran de noche.
En los que acontezcan durante el día y con el fin de acudir con mayor presteza, podrán presentarse con el traje que vistan en aquel momento, pero llevando al brazo izquierdo la plancha o insignia que se les halla entregado, la cual llevarán constantemente en su poder. A los que se presenten sin uniforme o insignia no se les admitirá, no pudiendo percibir por lo tanto premio ni jornal alguno.

Art. 34º. Los bomberos no podrán ausentarse de esta ciudad sin causa justificada y mediante siempre la autorización del Jefe, que la otorgará solo por un mes, debiendo dar conocimiento pasado dicho tiempo.

Art. 35º. Todo individuo que deje de pertenecer al Cuerpo por cualquier motivo, entregará al Brigada o al Guarda-almacén el vestuario y demás prendas que tenga recibidas, en el mejor estado posible de conservación, debiendo abonar el importe de las que falten o hayan hechado a perder por incuria.


MANERA DE FUNCIONAR EL CUERPO

Art. 36º. Los Capataces deberán ocupar el lugar de los Jefes, siempre que al llegar al punto del incendio no hubiesen estos comparecido, y serán jefes de los retenes cuando por turno les corresponda.

Art.37º. Cuando acontezca un incendio o se dé el toque de alarma, los individuos del Cuerpo comparecerán al parque, cualquiera que sea la hora del dia o de la noche, con objeto de conducir las bombas y demás útiles tomando en el acto el mando el individuo de mayor graduación, y si los dos o más individuos la tuviesen igual, el que sea más antiguo en el Cuerpo, quien lo cederá luego que comparezca otro que sea superior pasando a ejercer las funciones que le correspondan.

Art. 38º. Para poder acudir con la mayor celeridad a los siniestros, el M. I. Sr. Alcalde tendrá prevenido a los Guardias municipales nocturnos y a los vigilantes, que en tales casos, además de dar con el pito las señales reglamentarias, llamen a las habitaciones que ocupan los bomberos a cuyo efecto tendrán una lista de todos los que habiten en sus demarcaciones respectivas, estas llamadas serán de modo que el Guardia o vigilante tenga la seguridad de que se la ha oido.

Art. 39º. Siempre que lo crea conveniente, terminado un siniestro, el Jefe establecerá uno o varios retenes, como también caso de pedirlo el propietario podrá dejarse retén, en este ultimo caso será de cuenta del propietario el abono de los jornales que se devenguen. Igualmente el jefe de acuerdo con el Alcalde o con la Inspección podrá en casos excepcionales establecer retenes preventivos en el Parque.
A las funciones teatrales, cinematógrafos y demás espectáculos públicos en locales cerrados, asistirán retenes, percibiendo de las respetivas empresas una peseta cincuenta céntimos por cada individuo.
En este servicio de retenes alternarán por turno riguroso todos los individuos del Cuerpo menos los Jefes y el Brigada.

Art. 40. Los domingos siguientes a un siniestro y todos los primeros domingos de mes se constituirá en el parque, por la mañana un reten de cinco individuos a las órdenes de un Capataz, para proceder a la limpieza y arreglo de los útiles y del local.

Art. 41º. Para señalar los premios que los bomberos hayan de percibir, se clasificarán los siniestros en incendios de muebles o chimeneas y en incendios de edificios.
No se clasificará nunca de edificio un incendio de muebles aunque el fuego haya chamuscado el maderamen u otros materiales de aquel. La clasificación la hará el que haya dirigido los trabajos, con la aprobación del Jefe.

Art. 42º. Para la buena y extricta distribución de los premios se colocará una tablilla al lado de las bombas y carros que hayan de sacarse primero del parque, en cuyos artefactos habrá unas chapillas numera das desde el 1 al l2, las que tomarán los bomberos por su orden a medida que vayan llegando, devolviéndolas al Director en el acto de pasar lista, para que les señale el premio correspondiente.
Los bomberos que hayan recogido los números 1, 2, 3 y 4 marcharán inmediatamente con la primera bomba, los 5 y 6 con el carro manguera, 7 y 8 con el carro tonel y 9, 10, 11 y 12 con la segunda bomba.
Todos los bomberos tendrán derecho a la obción de premio desde el Brigada, menos los Cornetas y Botiquin, en los dias no feriados y durante las horas de trabajo los individuos que pertenezcan a la Brigada municipal no tendrán obción a premio, pero ello no les releva de acudir inmediatamente al parque y ponerse al lugar que les corresponda por orden de llegada.

Art. 41º. Si algún individuo del Cuerpo recibiese alguna herida u otro daño en un siniestro o aclo de servicio se le atenderá por medio de asistencia e indemnizaciones que vienen detalladas en la Póliza que el Excmo. Ayuntamiento tendrá suscrito con una Sociedad de Seguros para los efectos de la Ley de accidentes del trabajo.


HABERES, GRATIFICACIONES, JORNALES Y PREMIOS

Art. 44º. Las dietas que devengarán los Jefes del Cuerpo que asistan a un siniestro serán las siguientes: 30, 20, l8 y I5 pesetas respectivamente para el Jefe, Sub-Jefe, Director v Subdirector.
Los jornales de los individuos se fijarán por horas de trabajo en la forma siguiente:
Brigada . . . . . . 2’25 pesetas
Capataces primeros . . . . . 2’00 “
id. Segundos . . . . . 1’75 “
Cornetas . . . . . . 1’75 “
Bomberos, maquinisla y Botiquin . .1’50 “
El tiempo ocupado en un siniestro se contará en fracciones de dos horas hasta ocho horas, en pasando de esta duración se cobrarán solo las horas empezadas. De noche estas cantidades recibirán un aumento de un 50 por 100.

Art. 46. En los incendios de muebles o chimeneas se gratificará además del jornal que corresponda, a los seis individuos ue lleguen primero al Parque con los premios siguientes:
Al 1.º con 3 pesetas, a los cinco restantes con 1’50 pesetas.

Art. 46º. En los incendios de edificios se gratificará además del jornal correspondiente a los doce individuos que lleguen primero al Parque y conduzcan los artefactos conforme al artículo 42 con los premios siguientes:
Al 1.º . . . . . . 10'00 pesetas.
Al 2.º . . . . . . 7'00 “
Al 3.º y 4.º . . . . 5'00 “
Al 5.º y 6.º . . . 4'00 “
Al 7, 8, 9, 10, 1l y 12 con 3'00 “

Art. 47º. El Jefe del Cuerpo de Bomberos percibirá del Excelentísimo Ayuntamiento una gratifícacion anual de l00 pesetas, el Sub-jefe una gratificación de 100 pesetas, el Director 90 pesetas y el Sub-director 80 pesetas, el Brigada y los Capataces primeros 64 pesetas, los Capataces segundos 56 pesetas y todos los demás individuos 40 pesetas cada uno.

Art. 48º. Los retenes extraordinarios despues de un incendio se cobrarán a razón de horas de trabajo como los siniestros, los retenes extraordinarios por prevención en el Parque a razón de l0 pesetas cada ocho horas los individuos y 11 pesetas los Capataces.

Art. 49º. Las cantidades procedentes de todos los retenes incluso los de espectáculos irán a un fondo común que se repartirá cada tres meses por lo que acrediten cada individuo teniendo en cuenta el número y clase, pero descontándoles un 10 por 100 que irá a aumentar el fondo de reserva del Cuerpo.

Art. 50º. EI Excmo, Ayuntamiento votará anualmente una cantidad de 125 pesetas por lo menos para premiar la aplicación de los individuos y otros actos meritorios.
A estos premios no tendrán obción mas que los Capataces y bomberos.
Estos premios se repartirán cada año el dia que el M. I. Señor Alcalde de acuerdo con la Inspección fije en acto de revista del Cuerpo.


PENALIDADES

Art. 51º. Los Capataces e individuos del Cuerpo que no concurran a los incendios, revistas y demas actos de servicio sin justificar debidamente su falta de asistencia ante su Jefe, serán castigados con una multa que variará entre un 20 y un 50 por 100 de sus haberes trimestrales.

Art. 52º. Los individuos que no cumplan inmediatamente las órdenes de sus superiores, entendiéndose por tales los Capataces segundos para los individuos, los Capataces primeros respecto a los segundos y el Brigada respecto a los primeros se les podrá imponer una mulla por aquellos de un l0 por 100 sobre el haber trimestral dando parte al Jefe de la disposición tomada y causas que la han motivado.

Art.53º. Si algún individuo se insubordinare, faltase al respeto a sus superiores o cometiese alguna falta grave será suspendido o expulsado del Cuerpo por el Jefe en la forma prescrita en el art. 30.

Art. 54º. Las faltas que no sean graves y que los bomberos cometan en el servicio serán castigadas con multas que variarán entre un 20 y un 60 por 100 del haber trimestral.
La reincidencia se considerá como falta grave.

Art. 55º. Todas las órdenes referentes al servicio que se comuniquen al Cuerpo deberán ser obedecidas con la mayor exactitud, lo mismo que si se hallasen en este Reglamento.


ARTÍCULOS ADICIONALES

Art. 56º. Las multas provinentes de los castigos, lo mismo que el 10 por 100 de los retenes y detrás cantidades que ingresen sin ser previstas en este Reglamento a un fin determinado, constituirán un fondo de reserva para formar un capital a gastar en beneficio del Cuerpo, ya sea con útiles, vestuario, socorros por enfermedad o accidentes etc., siempre con el Vº Bº de la Junta lnspectora.

Art. 57º. El Jefe, Sub-iefe, Director, Sub-director, Brigada y demás individuos pertenecientes al Cuerpo de Bomberos quedarán libres del servicio de alojamiento, debiendo por el Brigada, darse aviso de las altas y bajas, al encargado de este servicio.


DEL PROFESOR DE GIMNASIA Y MÉDICO

Art. 58º. El Excmo. Ayuntamiento nombrará un profesor de Gimnasia con el sueldo que crea conveniente que vendrá obligado a dar dos sesiones semanales en l0s días y horas que el Jefe del Cuerpo de acuerdo con el Director, Sub-director y Capataces crean conveniente, lecciones a tos Bomberos y Capataces, para lo cual se instalarán en un local apropósito, si no puede ser el mismo Parque los aparatos necesarios para los ejercicios que deban practicarse.
El Profesor de Gimnasia instruirá a los Bomberos en los ejercicios doctrinales que se crean necesarios para los trabajos que los Bomberos deban practicar y llevará una hoja por individuo en donde semestralmente anotará la altura, el peso, desarrollo del torax, etc.

Art. 59º. El Excmo. Ayuntamiento también nombrará un Médico de entre los Municipales para Médico del Cuerpo este facultativo vendrá obligado:
A reconocer a los individuos antes de ingresar en el Cuerpo certificando el resultado del mismo.
Tendrá a su cargo la revisión mensual del Botiquín proponiendo las reformas a introducir en el mismo e indicar los ingredientes precisos de que debe dotarse.
Vendrá obligado a acudir con prontitud a los incendios para prestar en caso necesario sus servicios y oportunos auxilios.

(Aprobado en sesión de 31 de Octubre de 1923)

NOTA: -En sesión celebrada en 28 de Diciembre de 1923 el Excmo. Ayuntamiento aprobó que en los nuevos presupuestos le sea asignado el haber de cien Pesetas anuales al medico del Cuerpo de Bomberos y veinte pesetas por cada siniestro en que acuda.